El mejor grupo de gestión de agencias de viaje Calidad y servicio, claves de la competitividad hotelera española | DIT Gestión

Calidad y servicio, claves de la competitividad hotelera española

 

Huéspedes y clientes consideran que la oferta hotelera española aumenta su nivel de competitividad, según la primera oleada de HOTELS quality Index 2013, gracias al incremento de la calidad, considerada clave para afrontar esta campaña de verano ante la fuerte competencia de otros destinos mediterráneos.

El informe, elaborado por HOTELS quality y Nebrija Business School en colaboración con el ITH (Instituto Tecnológico Hotelero) y la Federación Española de Hostelería (FEHR), es un índice trimestral que mide a partir de cinco criterios la calidad percibida de los hoteles españoles a partir de las opiniones de sus clientes.

Las puntuaciones trimestrales han aumentado progresivamente desde que se empezó a calcular este índice hace tres años, hasta consolidar en esta última edición el nivel de competitividad con una nota de 8.3.

Esta calificación supone un incremento de 0.2 puntos respecto a la última oleada de 2012, y de 0.4 puntos con relación al promedio anual de 2012, cuando la calidad de los alojamientos españoles llegó a los 7.9 puntos, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en ‘Los hoteles españoles alcanzan un alto nivel de competitividad’.

HOTELS quality Index analiza cinco factores clave para elaborar el índice de calidad a partir de la evaluación de los clientes en las encuestas, cuatro de experiencia percibida (atención, instalaciones, limpieza y relación calidad-precio), que responden a las dimensiones de la calidad universalmente aceptados; y un factor de reputación (recomendación del hotel).

La variable que obtiene mejor puntuación es la de recomendación del hotel (valoración global de la experiencia y la intención de comunicarla positivamente), que alcanza en este trimestre una nota de 9.5. Tras este criterio, la atención al cliente y la limpieza son los mejor valorados, con un una puntuación de 8.5 y 8.6, respectivamente, lo que demuestra que la calidad percibida por el cliente está relacionada con la calidad del servicio recibido y con la optimización de la gestión diaria del alojamiento.