El mejor grupo de gestión de agencias de viaje La comida española atrajo a 5,6 millones de turistas internacionales en 2012, un 4,25% más | DIT Gestión

La comida española atrajo a 5,6 millones de turistas internacionales en 2012, un 4,25% más

 

Los visitantes gastronómicos gastaron un 10,1% más el pasado año, hasta los 6.393 millones.

La gastronomía española atrajo a 5,6 millones de turistas internacionales en 2012, lo que supone un incremento del 4,25% con respecto al año anterior, cuando 5,4 millones de visitantes extranjeros eligieron España para realizar actividades gastronómicas, según datos de Turespaña.

Respecto al gasto, estos turistas gastronómicos desembolsaron un total de 6.393 millones de euros durante su visita a España el pasado año, un 10,1% más que en 2011 cuando su gasto se elevó hasta los 5.806 millones de euros.

Asimismo, el gasto medio diario destinado a actividades gastronómicas se incrementó en un 12,2% en el último año, con 107,65 euros, mientras que el gasto medio por persona también creció un 5,6%, alcanzando los 1.133,89 euros.

Por otra parte, este turismo gastronómico internacional supuso 59,3 millones de pernoctaciones en 2012, un 1,89% menos que un año antes cuando los turistas extranjeros interesados por la gastronomía española representaron 60,5 millones de pernoctaciones.

De hecho, la gastronomía figura como valor destacado entre la satisfacción de los turistas internacionales que visitan nuestro país, y especialmente algunos destinos, según la última encuesta Habitur, elaborada por el Instituto de Estudios Turísticos (IET), que mide anualmente los hábitos de los visitantes extranjeros.

Según este informe, la gastronomía sacó la nota máxima en La Rioja, con 9,2 puntos de media, seguida por Asturias, Extremadura y Navarra, con 8,8 puntos, respectivamente, en 2010.

La gastronomía española es actualmente la segunda comida preferida de los europeos, situándose sólo por detrás de la italiana, según la encuesta anual sobre Viajes y Gastronomía realizada por la web de viajes TripAdvisor entre usuarios del continente.

Los más importantes chefs de la gastronomía española como Ferrán Adrià, Juan María Arzak, Andoni Luis Adúriz y Juan Roca, entre otros, colaboran en la promoción de la especialización de nuestra oferta turística y en el apoyo a los productos turísticos innovadores y de gran potencial, como es el gastronómico.

Tres de los mejores restaurantes

Precisamente, recientemente los hermanos Roca, con su restaurante Celler Can Roca en Girona, se alzaron con la primera posición en la lista de ‘Los 50 mejores restaurantes del mundo’ elaborada por S.Pellegrino, que sitúa a otros dos restaurantes españoles (Mugaritz de Andoni Luis Aduriz, y Arzak de Juan Mari Arzak) entre los mejores del planeta.

Con el progreso de El Celler en la lista, España sigue dominando los puestos en los primeros 10 de la lista, con Mugaritz de San Sebastián, en el puesto 4 (Premio del Chef Predilecto Seleccionado por los Chefs2012), y Arzak (Elena Arzak Espina, Premio Veuve Clicquot Mejor Chef Femenina del Mundo 2012), que mantiene al octavo puesto.

España cuenta de hecho con un total de cinco restaurantes en la lista de Los 50 Mejores Restaurantes del Mundo. Quique Dacosta, uno de los Chefs más reconocido por su eco-gastronomía y un gran célebre de la gastronomía vanguardia española, escala 14 puestos hasta el número 26. El Asador Etxebarri aparece en la posición 44 de la lista.

Bien cultural y marca España

El atractivo de la gastronomía española ha llevado al PP ha presentar una iniciativa en el Congreso en la que propone al Gobierno la declaración de la gastronomía española, englobada en la dieta mediterránea, como ‘bien cultural inmaterial’, al tratarse de un “patrimonio de riqueza nacional ilimitada” y porque la cocina “está vinculada a la forma de ser” de los españoles, así como a su cultura e historia.

Asimismo, reputados profesionales del ámbito de la gastronomía han creado la Selección Española de Cocina Profesional, que nace con el objetivo de difundir y fomentar la importancia de la cocina y sus valores sociales, culturales y económicos, además de como bien de interés cultural.