El mejor grupo de gestión de agencias de viaje La evolución de los buscadores y la extinción de los profesionales del SEO | DIT Gestión

 

La evolución de los buscadores y la extinción de los profesionales del SEO

 

El trabajo del SEO tal y como lo conocemos, cada vez menos relevante para los buscadores

Han sido numerosas las veces que hemos podido leer aquello de que el SEO ha muerto o morirá en los próximos años. Al respecto encontraremos diversidad de opiniones. Los que están de acuerdo y evidentemente los que no, bien sea por el interés de sobrevivir a la evolución vertiginosa de internet y los cambios en los buscadores, o quienes sencillamente se ganan la vida con ello.

Lo cierto es que debate sigue candente y generando todo tipo de polémicas y enfrentamientos entre líderes de opinión. Para apaciguar los ánimos y calmar las aguas, ahora se acepta aquella tesis de que el SEO, más que morir, se está transformando y evolucionado. Sin embargo, ante esta nueva hipótesis, se presentan también nuevas incógnitas y planteamientos que siguen apuntando al destino más trágico, no de esta industria, sino el de sus profesionales.

Aunque puede llegar a herir la sensibilidad y el orgullo de muchos profesionales del “Search Engine Optimization”, la realidad y la historia de la evolución de internet nos demuestran que como ya pasó con los populares webmasters e incluso con los actuales community managers, dichos perfiles profesionales siempre permanecen expuestos a la total extinción con el paso de los años. No es de extrañar que Internet sea por ello, el medio que con mayor rapidez devora negocios y desfasa perfiles profesionales.

Para sobrevivir solo existe un camino. Reinventarse. Sin embargo, es importante destacar en este sentido, que las grandes empresas y buscadores como Google, son los que precisamente pretenden llevar a cabo tal exterminio de forma natural o inducida. Para ello, estos buscadores se transforman y evolucionan haciéndose cada vez más inteligentes y menos dependientes de la labor humana del propio SEO. La prueba evidente es que durante los últimos años, Google ha modificado su algoritmo 150 veces para impedir las “trampas del SEO”, y cada día, sus algoritmos son actualizados y modificados con mayor frecuencia y rapidez  para esquivar las técnicas del posicionamiento online. No cabe duda de que pagarán justos por pecadores pero está bastante claro, Google nos está diciendo en voz alta y clara, que cada vez es “más vigilante”, depende de sí mismo y para nada quiere el trabajo elaborado del SEO sin otras virtudes que aporten realmente un valor añadido.

Prueba de ello es, que ante las diferentes estrategias más populares, factores y elementos como los Meta-Tags y sus keywords o palabras clave, han terminado siendo prácticamente irrelevantes por el mal uso o abuso de los mismos. Incluso las técnicas de linkbuilding “sospechosas” para obtener enlaces de terceros, se han convertido en todo un factor de alto riesgo que puede llevarnos a ser penalizados y caer en el olvido de los propios buscadores.

Google, como rey de los buscadores, manda y marca las tendencias y el ritmo.  Un artículo reciente nos dejaba un claro mensaje sobre la ruta marcada por el gigante de internet.  “Google nos muestra el camino: contenidos de calidad”. Claro y sencillo. El buscador por excelencia pretende ofrecernos en sus resultados de búsqueda, acceso al contenido más completo sobre el tema de nuestras consultas, ofreciendo para ello, resultados de contenidos más elaborados y profundos. Artículos de alta calidad, que tendrán un lugar privilegiado, independientemente de cuál fuera su posicionamiento orgánico.

Regresamos una vez más con la premisa de que el marketing de contenidos fue, es y seguirá siendo el Rey para los principales buscadores. Es lógico por ello que el nuevo emblema de Google tras la llegada de  Penguin y Panda, sea la de mejorar dicha experiencia de búsqueda ofreciendo para ello mejores contenidos y eliminando como consecuencia, aquellos irrelevantes o de baja calidad. Esta es una de las principales razones por las que el marketing de contenidos vuelve a ganar enteros e importancia para lograr ganar una mayor relevancia en los buscadores y alcanzar así sus primeras posiciones. “Es cierto que las búsquedas conforman una fuente fundamental para el acceso y descubrimiento del contenido que buscamos. Pero ahora debemos tener siempre muy presente la creciente importancia que Google otorga al contenido de Valor”.

Sin duda, otra bofetada para los profesionales del SEO que nuevamente ven reducido su margen de maniobra y acción. Si tenemos en cuenta que el 15% de los principales factores del SEO se reducen prácticamente a los diferentes elementos internos de una página, y que el 85% restante adquieren mayor relevancia en función de la propia información, su contenido y contexto, podemos entender con mayor razón, el por qué ahora, el marketing de contenidos se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios dentro de las estrategias de marketing de las empresas y marcas. No resulta extraño que surjan nuevas máximas como la de que “El Marketing de Contenidos puede generar SEO pero el SEO no puede generar contenidos”.

Todavía podemos añadir nuevos ingredientes a esta evolución sin marcha atrás. La nueva era y la llegada de la web semántica. Un cambio complejo que será sin duda la puerta de una nueva era tecnológica y vital, con verdadera inteligencia artificial. Empresas como IBM y Google están implementando nuevas tecnologías que consiguen ofrecernos información relevante, con la capacidad de generar predicciones y resultados sorprendente y sin precedentes.  El viraje de Google hacia el SEO semántico fortalecerá la inteligencia y capacidad de sus algoritmos hasta puntos insospechados, donde como no, los contenidos más naturales y de mayor calidad adquirirán una mayor relevancia.

Entonces ¿Dónde queda la figura del actual profesional SEO? Puede que sea desproporcionado establecer una relación de todo ello con la popular “rebelión de las máquinas”. Un escenario apocalíptico clásico en la ciencia ficción en la que máquinas capaces de desarrollar una inteligencia artificial se rebelan contra sus creadores. Sin embargo, solo hace falta mirar a nuestro alrededor o analizar las industrias de nuestra era, para darnos cuenta de cómo las máquinas han sustituido el trabajo de muchas personas para convertirlos en complejos procesos mecanizados.

Es indudable que ante tales cambios y avances, la función de estos profesionales llegue a ser cada vez menos imprescindible. Tanto o hasta el punto de tener que desistir en el intento para cambiar de rol o formar parte de otras profesiones que llegarán en el futuro. Quién sabe. Incluso el poco margen y poder que los buscadores aún les otorgan, están siendo casi “usurpados” por la relevancia dada a los nuevos indicadores sociales que poco a poco se tornan más relevantes. Aun así, el crecimiento de la inteligencia de los propios buscadores, busca reemplazar el factor humano o en todo caso tomar como válida una valoración más global, plural y socializada.

Esta frenética evolución ha servido para que algunos expertos se atrevan a pronosticar la muerte del SEO actual en un margen de tiempo no superior a los 2 o 3 años. Aunque muchos consideran que el SEO nunca morirá, sino que pueda llegar a transformarse, o que el SEO siempre existirá mientras existan los buscadores, lo que parece más probable es que estos profesionales,  tarde o temprano, tengan que encontrar un nuevo trabajo o reinventarse por completo si es que logran sobrevivir a tales cambios para ello. Puede que cueste aceptarlo, o que esta visión resulte impopular y duramente criticada, pero la cruda realidad nos recuerda que ante tal evolución,  la generación de los actuales SEOs se encuentra en serio peligro de extinción, incluso sin dejar casi margen para adaptarse o reinventarse. Y si no tiempo al tiempo.

Fuente: www.puromarketing.com