El mejor grupo de gestión de agencias de viaje Los músicos callejeros de Madrid tendrán que superar una prueba de calidad | DIT Gestión

Los músicos callejeros de Madrid tendrán que superar una prueba de calidad.

 

El Ayuntamiento quiere limitar el ruido y promover una música de calidad en la zona centro.

Los músicos de la zona centro de Madrid deberán pasar una prueba de idoneidad para continuar tocando por las calles y plazas de la capital. Se trata de una medida con la que se espera limitar el ruido de la zona, así como apostar por una música de calidad.

El Ayuntamiento prevé convocar el próximo octubre las denominadas “pruebas de idoneidad” que deberán superar los músicos para tocar en las calles y plazas del distrito Centro, que ha sido declarado Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE).

El presidente concejal del distrito, David Erguido, ha dicho este martes que la Junta Municipal tendrá lista en la primera quincena de septiembre la Instrucción que desarrollará la Normativa del Plan Zonal Específico de la ZPAE, aprobada hace un año para limitar el elevado nivel de ruido que padece el casco histórico.

Con la Instrucción irá la convocatoria de las pruebas, que se publicará y se comunicará al medio centenar de intérpretes que hace meses registraron sus peticiones de algún tipo de acreditación para poder tocar en la calle sin problemas.

Erguido ha subrayado que el objetivo “no es acabar con nadie ni se trata de prohibir nada” sino que la ciudad, de la que Centro es su “escaparate turístico”, dé “la mejor imagen posible” y que “se pueda armonizar todo tipo de actividades con el descanso de los vecinos”.

Regular la actividad

El concejal considera que es necesario regular la actividad de los músicos que practican en la calle de forma que no genere molestias a los vecinos y peatones.

En un principio, la prueba de idoneidad incluirá una audición y la presentación de un currículum, con el que se pretende fundamentalmente conocer qué tipo de espectáculo desarrolla el aspirante a la autorización.

Con esta prueba se quiere comprobar si el interprete cumple unos “requisitos mínimos para darle la idoneidad”, ha matizado Erguido. Un jurado formado por técnicos de la dirección general de Museos y Música del Ayuntamiento se encargará de evaluar a los aspirantes.

Además de constatar la calidad y el interés de la interpretación, la Junta quiere comprobar que se trata de una actividad musical y no una manera para mendigar.

Quienes superen esta prueba recibirán de forma gratuita una autorización de un año prorrogable a cinco para tocar desde las 10 a las 22 horas en invierno y hasta las 23 horas en verano en determinadas zonas del distrito.

fuente: www.agenttravel.es